La selección chilena de hockey césped está de fiesta. Y es que luego de vencer por 4 goles a 3 a Estados Unidos, en su propia tierra, las “Diablas” lograron meterse a la final del Panamericano de la disciplina.

De esta manera, el próximo y último rival de las rojas será la selección de Argentina, potencia mundial en este deporte, pero que las chilenas ya conocen de memoria, puesto que ya se enfrentaron previamente.

Al respecto, una de las jugadoras y figuras del combinado nacional, Denise Krimerman, indicó que “empezamos perdiendo a los 30 segundos, así que creo que fue la constancia que tuvimos”.

Agregó que “nos deja muy contentas el resultado”. Respecto a la final ante Argentina, la deportista nacional aseguró que “es una final, todo puede pasar”.