Jonathan Fernández, un garzón de 27 años, denunció ante el Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh) de la región del Biobío que fue agredido e insultado en razón de su orientación sexual por funcionarios policiales, tras participar de una manifestación en Penco.

El joven precisó que tras protestar contra el proyecto Gas Natural Licuado (GNL) Penco Lirquén, 10 carabineros de la Tercera Comisaría descendieron de su patrulla para detenerlo, explicando que “cuando se bajaron me apuntaron y dijeron ‘a ese maricón culiao hay que atrapar’”.

Continuó explicando que “mientras me pateaban en el piso me decían ‘maricón culiao, fatal, tení’ que morirte’. Fue horrible”. Añadió que en la comisaría fue desnudado y golpeado en los testículos, por lo que debió salir en ambulancia hasta el Hospital Las Higueras.

Tras efectuada la denuncia, la Octava Zona de Carabineros indicó que abrió una investigación para aclarar la veracidad de la denuncia y, en caso que lo amerite, sancionar al/los responsable/s.

Acusan violación a los DD.HH.

Para la directora ejecutiva del Movilh Biobío, Mary Anne Argo, de ser cierto el relato “estaríamos frente a una grave violación de los derechos humanos, que sin duda empañan las políticas de inclusión que ha impulsado Carabineros”.

Agregó que “la institución debe iniciar una investigación para sancionar a los funcionarios que resulten responsables de este inaprovechable hecho de violencia psicológica y física”.