El Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh) acusó hoy que la tramitación de la ley de Identidad de Género sufrió un “nuevo revés” en la comisión de Derechos Humanos del Senado, proceso que esta vez estuvo cruzado a su juicio por un “inmoral cuoteo político”.

El vocero del Movilh, Óscar Rementería, explicó que “lejos de votarse las indicaciones a la Ley de Identidad de Género, que era lo comprometido para esta jornada, el trámite se vio paralizado en la comisión de DD.HH. y se prohibió el ingreso de nuestra organización. Nada se votó, nada se avanzó a favor de la ley, mientras que el escaso debate se dio de espaldas a la ciudadanía, lo cual es intolerable y abusivo”.

Rementería añadió que “hoy, el inmoral cuoteo de los partidos políticos puso además nuevamente en la presidencia de la comisión de DDHH del Senado a la parlamentaria y timonel de la UDI, Jacqueline Van Rysselberghe, lo cual es una burla para las personas trans, pues ella ha sido un permanente obstáculo para la tramitación de la ley de identidad de género”.

“Resulta vergonzoso y repudiable que quien presida la comisión de DDHH del Senado, sea quien se opone a la igualdad legal y social para las personas lesbianas, gays, bisexuales, transexuales  e intersexuales, así como quien constantemente denigra y humilla en razón la orientación sexual y la identidad de género. Son insultantes los acuerdos inmorales a los que llegan los partidos”, finalizó el vocero del Movilh.