Spotify anunció una mala noticia para sus usuarios con cuentas gratuitas: su catálogo de música será reducido tras un acuerdo firmado entre esta empresa de streaming con los distintos sellos discográficos.

Pese a esto, la aplicación seguirá siendo gratuita, sin embargo la cantidad de música para los usuarios que la descarguen sin cancelar se verá reducido en una serie de álbumes y canciones.

Con esta nueva iniciativa de Spotify, unos 50 millones de usuarios que descargaron la aplicación de manera gratuita se verán perjudicados, sin embargo, para los que cancelan por una suscripción premium la cantidad de música seguirá igual.

Este hecho se originó debido a los problemas que la cantante norteamericana Taylor Swift planteó a su sello, a quien le pidió retirar todas sus canciones de la plataforma, asegurando que “pagar por consumir música es una cuestión de principios”, según destaca el diario Financial Times.