En su primer mes de puesta en marcha del convenio, el programa “Nodo para el Desarrollo de un Polo de Servicios Turísticos en Concón” ha generado un impacto positivo para los administradores de servicios turísticos y se han generado más de 200 alojamientos y 350 comidas diarias, en el marco del paro de mantención de equipos de la Refinería Aconcagua que involucra mano de obra adicional.

La iniciativa, desarrollada por ENAP y Corfo, tiene como objetivo generar una red de empresas de servicios de alojamiento y alimentación que respondan, en una primera instancia, a la demanda que generan las empresas contratistas que prestan servicios a la refinería de Concón. En una segunda etapa se proyecta que sean capaces de entregar servicios a las compañías instaladas en el polo industrial de la zona en forma permanente.

Al respecto, el gerente de la refinería de ENAP Aconcagua, Patricio Farfán afirmó que “con este programa no sólo estamos dando respuesta a los requerimientos que tienen nuestras empresas contratistas y otras industrias de la zona, sino que también estamos apoyando la actividad gastronómica y hotelera en la comuna, generando un incentivo y un aumento del comercio en este polo industrial”.

El programa comenzó en octubre de este año, luego de la etapa de diagnóstico que abarcó la identificación de la demanda de alojamiento y alimentación del equipo de personas a cargo del paro de mantención de equipos de la Refinería Aconcagua, en conjunto con la capacidad de oferta y las brechas de los establecimientos locales para responder a estos requerimientos.

Tras este análisis, se realizó un proceso de asesoramiento individual a los establecimientos para apoyarlos en el desarrollo de un modelo de negocios y mejoras en la calidad y eficiencia del servicio que entregan.

Sector turístico de Concón destaca apoyo del programa

isabel-wollvett-duena-del-hostal-blanca-estela-small

Isabel Wollvett, dueña del Hostal Blanca Estela. “Yo trabajo hace 25 años en este rubro y se notó un cambio importante con la llegada de empresas nuevas para la parada de plantas de la refinería”

Alejandra Betancourt, administradora del restaurante Alto Joig, que funciona hace tres años en Caleta Higuerillas, sostiene que “a través de esta iniciativa hemos adquirido una gran cantidad de conocimientos que no teníamos, en aspectos de la administración de nuestro local, cómo promocionar nuestro negocio y presentar mejor nuestra oferta gastronómica; nos invitaron a seminarios y capacitaciones donde nos entregaron muchas herramientas. Este programa es una fuente de energía y positividad que ENAP nos brinda y nosotros estamos abiertos a aprender todo lo que podamos”.

Asimismo, Isabel Wollvett, dueña del Hostal Blanca Estela, señala que “este año fue muy importante. Yo trabajo hace 25 años en este rubro y se notó un cambio importante con la llegada de empresas nuevas para la parada de plantas de la refinería y nos llegaron más trabajadores a alojar”.

Mario Jiménez Vásquez, dueño del negocio de empanadas Center Majú, ubicado en Playa La Boca de Concón, también valora las capacitaciones que ha recibido. “He podido mejorar el servicio que ofrece mi empresa y a la vez he adquirido conciencia de que a través de la asociatividad, podemos fortalecer y hacer crecer a nuestro negocio”, destaca el microempresario.

Un total de 50 empresas turísticas y gastronómicas han mejorado su oferta de productos y servicios, por lo que el proyecto de ENAP y Corfo ha significado beneficios concretos para sus participantes. De este modo, la implementación del programa pretende romper con la estacionalidad que afecta principalmente a Concón en períodos no vacacionales.