Febrero es por lejos el mes favorito de los chilenos para tomar vacaciones. Basta recorrer algunos de los principales balnearios del país para darse cuenta del altísimo flujo de veraneantes en las playas y lagos, donde asegurarse un pequeño espacio para estirar la toalla y dejar nuestro bolso se convierte en una verdadera odisea. Se trata, precisamente, de un panorama que los “lanzas” saben aprovechar muy bien para llevarse carteras, billeteras y todo lo que esté a mano en medio del descuido y el gentío.

Por ello, Prosegur Alarmas entregó nueve consejos a los veraneantes que pretenden disfrutar de una tarde playera junto a sus hijos para evitar sorpresas desagradables y quedar literalmente con lo puesto:

1.- No salgas con joyas u objetos de valor que llamen la atención de los especialistas con manos de seda o los lanzas que dan un tirón y arrancan con collares, aros y relojes.

2.- No lleves tu billetera con tarjetas de crédito ni chequera. Trata de llevar la menor cantidad de efectivo posible, sólo lo suficiente para comprar las palmeras, bebidas y helados de rigor.

3.- También evita bolsos o carteras grandes. La mejor opción es que cada bañista lleve su toalla y guardar el efectivo y las llaves en un banano o bolso pequeño, que pase inadvertido, a cargo de una sola persona adulta.

4.- Si te vas a bañar en el mar, no descuides tus cosas. Lo mejor es turnarse entre toda la familia para que nunca tus pertenencias queden solas.

5.- Al llegar a la playa, establecer un punto de encuentro en caso de extravío, de esta manera, se evitará un mal rato.

6.- Enseña a tus hijos a distinguir el quitasol o lugar en que se ubicarán en la playa, para evitar sustos. Es muy común que entre tanta aglomeración, los menores pierdan de vista a su familia cuando salen del mar o mientras juegan en la orilla.

7.- Aunque los niños parezcan seguros jugando con arena en la orilla del mar, lo mejor es guiarlos en ciertos cuidados básicos: estar atentos al oleaje, no bañarse solos sin la compañía de un adulto y siempre respetar las instrucciones de los salvavidas y la autoridad marítima.

8.- Evita ir a la playa en tu automóvil. Si es inevitable, es mucho mejor preferir lugares señalizados y asumir el costo de un parquímetro para evitar intentos de robo en zonas de poca vigilancia.

Adicionalmente, puedes utilizar sistemas como: el traba volante, traba ruedas, el corta corriente y/o alarma.

Una solución siempre efectiva es utilizar Localización GPS para Vehículos de Prosegur Alarmas, un integrado Kit de seguridad que incluye un botón de pánico, un sensor de impacto para accidentes automovilísticos, un corte de motor y un micrófono escondido.

9.- Cuando salga de su casa al lugar de veraneo, asegurarse de cerrar bien todas las puertas y ventanas. Si cuenta con un sistema de alarma, no olvide chequear de manera personal o con asistencia de un técnico que esté funcionando de forma correcta. Enséñele a quien deje sus llaves cómo usarla. Así, aquella persona de confianza podrá entrar a su casa y hacerlo ver como un lugar habitado. Punto fundamental a tomar en cuenta al momento de salir de vacaciones.