Esta mañana, la Presidenta de la República, Michelle Bachelet, asistió a la apertura del II Congreso de Seguridad y Salud en el Trabajo-Asociación Chilena de Seguridad (Achs), lugar donde afirmó que la seguridad es “una materia que no siempre figura en los primeros lugares de la agenda, salvo cuando ocurre algún evento que lo vuelve noticioso”. Sin embargo, planteó que esta materia tiene una importancia clara porque lo que está en juego es la vida, la integridad y la salud de los trabajadores.

Ante esto, la máxima autoridad del país aseguró que “he instruido al Ministerio del Trabajo para que, en enero próximo, haga entrega al Comité de Ministros para Seguridad y Salud en el Trabajo de la propuesta de Política en que ha estado trabajando con trabajadores, empresarios y expertos internacionales”. De este modo, se comprometió a que “estimativamente, tendremos esa política en el primer semestre del 2016”.

A partir de los lineamientos de esa política, el Gobierno realizará los ajustes normativos e institucionales que se requieran “para cerrar las brechas que antes he mencionado, especialmente en cuanto a modernizar la Ley sobre Accidentes del Trabajo y Enfermedades Profesionales y el Estatuto Orgánico de las Mutualidades de Empleadores”, aseguró .

Al finalizar sus palabras, la Presidenta subrayó que “ha llegado el momento de modernizar el sistema y ponerlo a la altura de lo que la sociedad necesita de él. Y en ese trabajo, tenemos que estar todos incluidos”.